Archivos de la categoría ‘Secretaría de Vialidad y Transporte’

Venden permisos de transporte a $250 mil

19 enero 2009

PÚBLICO (IGNACIO PÉREZ VEGA)

No se trata de un secreto. En forma abierta y al mejor postor se están vendiendo permisos de transporte público, desde 250 mil y hasta 700 mil pesos, de tres nuevas rutas que arrancarían operaciones el 1 de marzo próximo. Autoridades de Vialidad no descartan que se trate de un fraude.

Hay por lo menos dos intermediarios que ofrecen a la venta 60 permisos, según denunciaron los delegados de las rutas 614, Heraclio González Estrada; 610, Francisco Vélez Márquez; y 615, Iñaki Dionisio Guerra Parra.

Los intermediarios son Raymundo Bañales Castro, alias el Charro, hermano del ex diputado federal del PAN y ex regidor de Tlaquepaque del PRD, José Bañales Castro, así como otra persona a quienes los dueños de minibuses solo identifican como el Dorado.

Sin embargo, el vendedor es Carlos Antonio Ortiz Vargas, apoderado legal y secretario general de la Asociación Mexicana de Trabajadores de Autotransportes, Aerotransportes, Similares y Conexos de la República Mexicana, quien posee tres dictámenes de creación de tres rutas, de fecha 19 de noviembre de 2004, firmados por el entonces director de Transporte Público de la Secretaría de Vialidad y Transporte (SVT), Daniel Gutiérrez Amezcua.

Con copias certificadas por un notario público, los dos intermediarios y Ortiz Vargas piden 250 mil pesos por cada permiso y los delegados de las rutas 610, 614 y 615, entrevistados por este diario, dieron a conocer que los subrogatarios de la ruta 612 ya compraron los quince permisos de una de las tres rutas supuestamente autorizadas, pues el derrotero los afectaría 100 por ciento en el recorrido que ellos ya realizan. “Ellos —los de la ruta 612— prefirieron comprar una ruta, para que nadie les haga competencia y en todo caso, ellos serían su propia competencia si se abre esa ruta”, dijo Heraclio González, delegado de la ruta 614.

Para confirmar la información, se realizó una llamada telefónica con un intermediario, quien ofreció un permiso a 700 mil pesos y aseguró al ficticio comprador que “nadie los va a molestar”. El vendedor dijo que funcionarios de la Secretaría de Vialidad y Transporte (SVT) y del Organismo Coordinador de la Operación Integral del Transporte (OCOIT) apoyaban la creación de las rutas e indicó que la operación se cerraría ante notario público, para darle validez legal.

Al respecto, Miguel Ángel Sánchez de Santiago, director de Transporte de Pasajeros de la SVT, explicó que la venta de los 60 permisos tiene todos los ingredientes de un fraude, pues la autoridad estatal no tiene previsto abrir nuevas rutas al oriente de la ciudad, donde operarían los nuevos servicios. “Hace una semana vinieron aquí algunos subrogatarios del Sistecozome para preguntar si las rutas 1, 2 y 3 tenían la autorización de Vialidad. Les dijimos que no. Algunos ya habían pagado anticipos con cheques y cuando supieron que se trata de un fraude, nos dijeron que cancelaron los cheques”.

Los dictámenes de las tres rutas que están en venta son los siguientes: la ruta 1 tiene su origen en el fraccionamiento Urbi, en Tonalá, con destino en el centro de Guadalajara (20 unidades); la ruta 2 prestaría el servicio de la estación Tetlán de la línea 2 del Tren Ligero, hacia la colonia Mirador del Sol, en Tonalá (quince unidades); y la ruta 3, también saldría de la estación Tetlán del Tren Ligero, con llegada en los alrededores del mercado Felipe Ángeles (25 unidades).

Los delegados de las rutas 610, 614 y 614 advirtieron que si las rutas se pusieran en marcha, a ellos los afectarían en forma grave, pues se trata de recorridos que ellos ya hacen, pero también golpearía cuando menos a otras siete rutas 605, 608, 612, 639, 643, 51 y 45.

Heraclio González y Francisco Vélez pidieron que la SVT investigue el caso, porque si se abren esas rutas habría enfrentamientos entre conductores, como ocurrió hace poco más de tres años, cuando comenzó a trabajar, también en el oriente de la ciudad, la ruta 807, la cual cerró por el fallo de un juez federal, dada su ilegalidad, pues el gobierno estatal no hizo la convocatoria pública requerida.

Favores políticos, en el sexenio pasado

Las tres supuestas nuevas rutas de transporte público, de las que se ofrecen permisos desde 250 mil pesos al mejor postor, tienen su origen en dictámenes al parecer autorizados a fines de 2004, con la presunta venia del entonces gobernador Francisco Ramírez Acuña.

En septiembre de 2004, la Dirección de Transporte Público de la Secretaría de Vialidad y Transporte (SVT) autorizó la creación de la ruta 807, que conectaba la colonia Jalisco, en Tonalá, con la Nueva Central Camionera. El nuevo servicio no cumplió los requisitos que establece la Ley de los Servicios de Vialidad, Tránsito y Transporte, en donde se dice que al abrirse una nueva ruta debe lanzarse una convocatoria pública entre los transportistas que ya prestan esa actividad. Por ello, transportistas afectados con la nueva ruta se ampararon ante la justicia federal y echaron abajo ese servicio.

Miguel Ángel Sánchez de Santiago, director de Transporte de Pasajeros de la SVT, informó que los dictámenes de las rutas 1, 2 y 3, de las que se ofrecen 60 permisos en venta, no aparecen en sus archivos, por lo que pudieran ser falsos. No obstante, no descartó que el oficio DG/1116 Bis/2004, firmado por Daniel Gutiérrez Amezcua, haya sido expedido por ésta. De cualquier forma, aclaró que “suponiendo sin conceder” que se trate de dictámenes reales para abrir tres rutas, el servicio no puede prestarse, ya que para ello se requiere expedir concesiones o permisos que la SVT no ha autorizado.

Al igual que la ruta 807, los delegados de las rutas 610, 614 y 615 creen que las nuevas rutas ahora en venta, son parte de un “favor político” que pagó el ex gobernador Francisco Ramírez Acuña, a sindicatos que lo apoyaron en su campaña política.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.